SEPBLAC responde: Puedes viajar con bitcoins sin declararlos en la frontera

Pilas de bitcoins

Pilas de bitcoins. Imagen cedida por fdecomite

Hace unos meses, volando a Isla de Pascua (Chile) a dar una ponencia sobre “Bitcoin y Derecho al Olvido“, me pregunté cómo afecta la normativa que obliga declarar los medios de pago en la frontera.

Dado que el Bitcoin fue declarado divisa virtual a efectos del Impuesto (IVA, IGIC, VAT) por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, me entró la curiosidad si para PBC también se le daría la consideración de divisa o de efectivo digital, como se conoce ahora las criptomonedas.

Hice la siguiente consulta al SEPBLAC:

Me dispongo a viajar fuera del EEE con bitcoins y otras criptomonedas. Actualmente el valor de los que tengo es inferior a los 10.000 euros aunque, gracias a la especulación, espero que suba y lo supere. Según la Orden EHA/1439/2006 debería declarar, a través del modelo S1 los medios de pago que superen esta cifra de euros. El TJUE ha declarado a través de su Sentencia C 264/14 que los bitcoins, como efectivo electrónico, son medios de pago y tienen naturaleza de divisa virtual. En el mismo sentido las consultas V-1028-15 y V-1029-15 de la AEAT. – ¿Debo declarar la cantidad de bitcoins u otras divisas virtuales que poseo en los mismos casos en los que es obligatorio respecto al efectivo según la Orden EHA/1439/2006?

  • En caso de que sí deba declararlos, ¿qué debo declarar? ¿La cantidad numérica de bitcoins o su equivalencia en euros?
  • En caso de que de deba declarar su equivalencia, ¿en qué instante del tiempo debo hacer el cálculo y qué valor debo tomar como referencia al no haber ninguno oficial?
Consulta SEPBLAC Bitcoin frontera

Esta imagen es solo un extracto. Descarga aquí la consulta completa

El SEPBLAC, ante la pregunta, respondió que más que sobre prevención del blanqueo de capitales, la consulta está relacionada con el movimiento de medios de pago físicos (Reglamento CE 1889/2005). En opinión del SEPBLAC, según me respondieron por escrito, no parece que el legislador en 2005 pretendiera incluir las divisas virtuales. Es más, de la descripción de dinero efectivo se desprende que está pensando más bien en elementos con un soporte físico (billetes, cheques de viaje, cheques al portador, etc.), y de ahí que se reconozca a las autoridades la facultad de controlar las personas físicas, sus equipajes y los medios de transporte.

En principio, según SEPBLAC, “es ciertamente dudoso que deban declararse los bitcoins, como tampoco tienen que declararse como dinero efectivo otros bienes o derechos que pudieran realizarse y tener un valor económico superior a los 10.000 euros (por ejemplo, un lingote de oro)“. Apunta, igualmente, que solo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea puede interpretar con carácter auténtico el derecho comunitario, de manera que habrá que estar también a lo que el TJUE diga más adelante.

Sin duda, veremos futuros desarrollos normativos en la materia, toda vez que las divisas virtuales se han incluido en el plan de acción de la Comisión Europea recientemente aprobado. En relación con este punto, hace unos días estuve en Bruselas, Bélgica, invitado por la Comisión Europea para participar a puerta cerrada en la reunión Virtual Currencies: combating fraud and counterfeiting of non-cash Workshop means of payments con otras 19 personas de diferentes partes del mundo. La misión fue compartir los aspectos innovadores que traen las criptomonedas para analizar las formas en las que se comenten fraudes contra los titulares de las mismas para sustraérselas. Mi intervención giró sobre el polémico ataque a The DAO (ver ppt), sobre el que escribiré algo junto con mis socios de Abanlex (David Maeztu y Javier Prenafeta) y de NevTrace (Jorge Ordovás y Alberto Gómez Toribio). Si no da tiempo a escribir, organizaremos alguna reunión para comentar la situación. Será un tema de Abanlex, así que sigue los canales del bufete para estar al tanto: @Abanlex y FB-Abanlex.

Si te urge saber más, hoy lo explicaré en esta jornada de iiR sobre Prevención del Blanqueo de Capitales. Y, en octubre, en este evento de FIADI: XX Congreso Iberoamericano de Derecho e Informática. Más info sobre mis ponencias y charlas, aquí: http://www.pabloburgueno.com/ponencias/

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?

Salario en bitcoins: ¿se imputa como pago en dinero o en especie?

Captura de pantalla 2016-06-12 19.59.10

Que se pueden pagar salarios en bitcoins lo sabemos muy bien. De hecho, hace un par de años en Abanlex pagamos el salario de un compañero mediante una transferencia de bitcoins. Pero, ¿fue un pago en dinero o en especie? En ese momento no importó porque era el pago de una beca que permitía ambos tipos.

Ahora bien, el Bitcoin no es moneda de curso legal pero es dinero, ¿verdad? Pues no os creáis que está tan claro, que tengo alguna respuesta reciente de la Administración que considera que el bitcoin debe tratarse de forma similar a “otros bienes o derechos que pudieran realizarse“. En unos días, publicaré quién y en qué contexto me dio esa respuesta.

Ahora toca saber qué opina la Seguridad Social sobre ello. ¡Hagan sus apuestas, señores!
Captura de pantalla 2016-06-12 19.59.10

La respuesta:

Sobre el concepto de la divisa virtual Bitcoin como medio legal de pago, le  sugerimos que dirija su consuta la Agencia Tributaria en el Tfno . 901 20 03 45  o en la página:
https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/_Componentes_/Contacte_con_nosotros/Contacte_con_nosotros.shtml
donde podrá informarse de cómo contactar  con ese organismo para solucionar este tipo de consultas.

En lo que se refiere a este organismo que son las cotizaciones a la Seguridad  Social, le indicamos que el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social establece

Artículo 147. Base de cotización.

1. La base de cotización para todas las contingencias y situaciones amparadas por la acción protectora del Régimen General, incluidas las de accidente de trabajo y enfermedad profesional, estará constituida por la remuneración total, cualquiera que sea su forma o denominación, tanto en metálico como en especie, que con carácter mensual tenga derecho a percibir el trabajador o asimilado, o la que efectivamente perciba de ser esta superior, por razón del trabajo que realice por cuenta ajena.

Las percepciones de vencimiento superior al mensual se prorratearán a lo largo de los doce meses del año.

Las percepciones correspondientes a vacaciones anuales devengadas y no disfrutadas y que sean retribuidas a la finalización de la relación laboral serán objeto de liquidación y cotización complementaria a la del mes de la extinción del contrato. La liquidación y cotización complementaria comprenderán los días de duración de las vacaciones, aun cuando alcancen también el siguiente mes natural o se inicie una nueva relación laboral durante los mismos, sin prorrateo alguno y con aplicación, en su caso, del tope máximo de cotización correspondiente al mes o meses que resulten afectados.

No obstante lo establecido en el párrafo anterior, serán aplicables las normas generales de cotización en los términos que reglamentariamente se determinen cuando, mediante ley o en ejecución de la misma, se establezca que la remuneración del trabajador debe incluir, conjuntamente con el salario, la parte proporcional correspondiente a las vacaciones devengadas.

2. Únicamente no se computarán en la base de cotización los siguientes conceptos:

a) Las asignaciones para gastos de locomoción del trabajador que se desplace fuera de su centro habitual de trabajo para realizar el mismo en lugar distinto, cuando utilice medios de transporte público, siempre que el importe de dichos gastos se justifique mediante factura o documento equivalente.

b) Las asignaciones para gastos de locomoción del trabajador que se desplace fuera de su centro habitual de trabajo para realizar el mismo en lugar distinto, no comprendidos en el apartado anterior, así como para gastos normales de manutención y estancia generados en municipio distinto del lugar del trabajo habitual del perceptor y del que constituya su residencia, en la cuantía y con el alcance previstos en la normativa estatal reguladora del Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas.

c) Las indemnizaciones por fallecimiento y las correspondientes a traslados, suspensiones y despidos.

Las indemnizaciones por fallecimiento y las correspondientes a traslados y suspensiones estarán exentas de cotización hasta la cuantía máxima prevista en norma sectorial o convenio colectivo aplicable.

Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador estarán exentas en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

Cuando se extinga el contrato de trabajo con anterioridad al acto de conciliación, estarán exentas las indemnizaciones por despido que no excedan de la que hubiera correspondido en el caso de que este hubiera sido declarado improcedente, y no se trate de extinciones de mutuo acuerdo en el marco de planes o sistemas colectivos de bajas incentivadas.

Sin perjuicio de lo dispuesto en los párrafos anteriores, en los supuestos de despido o cese como consecuencia de despidos colectivos, tramitados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, o producidos por las causas previstas en el artículo 52.c) del citado texto refundido, siempre que en ambos casos se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.

d) Las prestaciones de la Seguridad Social, las mejoras de las prestaciones por incapacidad temporal concedidas por las empresas y las asignaciones destinadas por estas para satisfacer gastos de estudios dirigidos a la actualización, capacitación o reciclaje del personal a su servicio, cuando tales estudios vengan exigidos por el desarrollo de sus actividades o las características de los puestos de trabajo.

e) Las horas extraordinarias, salvo para la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social.

3. Los empresarios deberán comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social en cada período de liquidación el importe de todos los conceptos retributivos abonados a sus trabajadores, con independencia de su inclusión o no en la base de cotización a la Seguridad Social y aunque resulten de aplicación bases únicas.

4. No obstante lo dispuesto en el apartado 2.e), el Ministerio de Empleo y Seguridad Social podrá establecer el cómputo de las horas extraordinarias, ya sea con carácter general, ya sea por sectores laborales en los que la prolongación de la jornada sea característica de su actividad.

Por tanto, presento la consulta en Hacienda y quedamos a la espera de respuesta.

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?

La humanidad debería temer a la inteligencia artificial realmente inteligente

AC89-0437-20_a

Este es un post sencillo, sin contenido jurídico relevante, escrito desde el encuentro “Sueñan las Máquinas con Leyes Electrónicas” organizado por DENAE en colaboración con ALTRAN, empresa especializada en innovación tecnológica.

El objeto del encuentro es analizar el estado de la ciencia y la forma en que la normativa debe aplicase para proteger a la industria y, lo que es más importante, a las personas de manera que no queden afectados negativamente sus derechos fundamentales.

Algunas cosas de las indicadas en este artículo las han indicado los ponentes y otras no pero las incluyo yo.

Evan-Amos

Imagen cedida por Evan-Amos

Realidad Virtual

Al comienzo del encuentro, responsables de Altran nos han permitido probar gafas de realidad virtual, enfocadas a la visualización de vídeos 360º.

2017 será el año de la realidad virtual“, es como comienza Carlos Méndez, Responsable de Nuevas Tecnologías de Innsite – Altrán, al iniciar su exposición sobre “El futuro de la Realidad Virtual/Aumentada y Capturada”.

Las gafas más asequibles son las que requieren la incorporación de un terminal móvil. Por ejemplo, las Google Cardboard y las gafas de realidad virtual de Samsung. Las de mayor precio incorporan sistemas que permiten ver las manos del usuario, que este pueda caminar o aquellas que miden los impulsos nerviosos del usuario para ajustar la realidad virtual al nivel de estrés del usuario.

La realidad aumentada permite ver la realidad con información virtual plasmada. Por ejemplo, puedes ver el salón de casa con elementos digitales sobre la mesa o corriendo por el suelo. La realidad aumentada tiene aplicación en el ámbito industrial: has cogido la herramienta adecuada o el horno está a temperatura adecuada.

La realidad capturada es la producción de espacios virtuales basados en espacios reales. Por ejemplo: visitar un museo real a través de la pantalla, como en los desarrollos relacionados con Google Art Project, o ver a un familiar sentado contigo.

Un ejemplo curioso que saltó a la palestra fue el de la plasmación de gestos faciales en la cara grabada de otra persona: una persona hace muecas y, en tiempo real, la cara de George Bush hace esas muecas. Una complejidad jurídica con la que nos encontraremos es la posibilidad que genera esto de defraudar o engañar en videoconferencias como aquellas que los bancos están comenzando a usar para identificar a los clientes (ver informe del SEPBLAC: “Autorización de procedimientos de identificación no presencial mediante videoconferencias“), como señaló el compañero Fernando Ramos, especializado en privacidad, Bitcoin y PBC.

Aprovechamos también a especular sobre el destino de los 1.340M$ entregados a Magic Leap por Google y otras grandes empresas.

Davepape

Imagen cedida por Davepape

Inteligencia Artificial

Raúl de la Fuente, Coordinador del Grupo Analytics de Altran y especializado en big data, explicó cómo aprenden los programas de inteligencia artificial, en su charla “Deep Learning Robot, aplicación de las nuevas técnicas de reconocimiento del lenguaje natural y visión artificial en robótica”.

El machine learning es un 99% de trabajo humano. Lo explica el siguiente ejemplo: cuando un robot intenta aprender a reconocer un objeto determinado, lo trata de identificar, pero no logra individualizarlo correctamente del entorno, por lo que requiere de la ayuda del ser humano para señalar los límites y otorgarle capacidad para discernir.

A partir de 2020, será preocupante el aumento de  la capacidad de procesamiento de datos de los programas de inteligencia artificial unida a la velocidad de aprendizaje de las máquinas. ¿Y si llegan a aprender demasiado? ¿Tendrán conciencia, entendida de forma objetiva? ¿Dejará de ejecutar acciones en caso de que sus procesos vayan a dañar injustamente (desde la perspectiva humana) derechos de terceros?

AC89-0437-20_a

Imagen cedida por NASA

Leyes para los robots

Andy Ramos, del bufete Bardají & Honrado, trata en su charla sobre las normas aplicables a las actividades realizadas por robots.

Uno de los temas que más tiempo de debate exigió es el clásico dilema del tren, solo que en lugar de usar un tren en el ejemplo del encuentro se usó un coche.

También se habló de los robots con forma humana a lo que se incorporan programas de inteligencia artificial (como en RealDoll) y los vínculos sentimentales que se están creando entre humanos y programas de ordenador.

Hay más presentaciones, como la de Raúl Rubio (de Baker & McKenzie), sobre drones, y de Alejandro Sánchez del Campo Redonet (de Telefónica), con preguntas jurídicas, pero hasta aquí llega la batería del portátil y, por tanto, el post de hoy.

Espero que el post os haya resultado interesante.

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?

Las anotaciones en la blockchain se pueden presentar en juicios

800px-A_researcher_working_with_delicate_resource_at_The_National_Archives
800px-A_researcher_working_with_delicate_resource_at_The_National_Archives

Buscando anotaciones. Imagen cedida por The National Archives (UK)

Una entidad me ha preguntado si una anotación hecha en la cadena de bloques del Bitcoin se podría presentar como prueba en un juicio. Como no es ningún secreto, comparto aquí la respuesta que les acabo de enviar escrita en un e-mail sin más contemplaciones.

La cadena de bloques del Bitcoin es un libro contable en el que se pueden escribir anotaciones de manera que estas no se puedan editar ni borrar. Estas anotaciones quedan publicadas y accesibles de forma gratuita desde cualquier lugar del mundo, con las consecuencias que ello tiene. Por tanto, no deberían publicarse notas que contuvieran datos personales ni cualquier otro tipo de información que no deba revelarse a terceros, como información sensible o secretos comerciales.

Hasta la fecha, que se conozca, ninguna anotación realizada en la cadena de bloques ha sido presentada como prueba en un tribunal. Cuando se haga, la validez de la misma será incuestionable mediante el correspondiente peritaje. Dicho peritaje será necesario dado que difícilmente el primer caso de este tipo llegará a un juez que tenga, a su vez, conocimientos informáticos suficientes. El hecho de que sea incuestionable viene dado por la naturaleza jurídica de la misma derivada de la forma en la que se inscribe. Son anotaciones cuya edición es, en la práctica, imposible.

800px-Copyright_Card_Catalog_Files

Archivo de notas. Imagen cedida por Michael Holley Swtpc6800

El problema de las anotaciones no viene del hecho de que se puedan modificar, ya que no existe esta posibilidad, sino del contenido de la misma. Introducir datos de carácter personal, información confidencial o secretos industriales podría desembocar en un hecho potencialmente ilícito o delictivo que jamás podrá ser deshecho y que tiene graves consecuencias pecuniarias o incluso privativas de libertad. El contenido que se incluya debe ser, además, el adecuado a los fines que se busquen, ya que si se anotan dígitos que no prueban ni ayudan a probar lo pretendido, la anotación en sí no servirá o, incluso, puede dar como resultado una consecuencia contraria a la buscada. Ya que escribir es legal y las anotaciones pueden ser presentadas en un procedimiento de cualquier tipo, el foco debe centrarse en qué se escribe.

En conclusión, cualquier anotación realizada en la cadena de bloques del Bitcoin por el medio adecuado sería aceptable en un procedimiento judicial.

Aquí, algunos ejemplos de uso de la blockchain:

  • Hace unos meses, el notario Javier González Granado registró el hash de un programa en la cadena de bloques porque consideró que era la forma más eficiente de certificar la existencia de un documento digital. Cuenta cómo lo hizo en el artículo “Registrando en la Blockchain. Uso de bitcoin como registro documental en un depósito digital notarial“.
  • La cadena de bloques no es sustituto de la acción notarial, pero sí ofrece una ventaja registral como complemento electrónico. El notario José Carmelo Llopis recuerda que el sistema se puede usar como registro no sustitutivo sino complementario, en su artículo “Dos errores al valorar el impacto del Bitcoin en el sector legal“.
  • El notario Ignacio Gomá Lanzón verificó la validez de las operaciones en la cadena de bloques, que es donde se insertan las notas mediante el uso de OP_RETURN. Esa validación la realizó para poder constituir la sociedad Coinffeine SL, de la que Alberto Gómez Toribio fue CEO. La historia la publicó en el artículo “¿Se puede constituir una sociedad con bitcoins?
  • El  despacho de abogados Abanlex, en el que trabajo, usó la cadena de bloques como registro de la propiedad intelectual por medio de Proof Of Existence y lo publicó en el artículo: “Usamos la cadena de bloques como registro de la propiedad intelectual
  • Partiendo de estas acciones, otros han actuado. Por ejemplo, la empresa N3uro ha registrado obras en la cadena de bloques (veraquí), la empresa Adscribe ha hecho lo propio (ver aquí) y el abogado Jorge García ha publicado sobre la posibilidad de registrar software en la cadena de bloques (ver aquí).

Espero que a los que vayáis a iniciar proyectos con blockchain esta información os sea de utilidad. Usar OP_RETURN para anotar cosas es una aberración (maravillosa) del Bitcoin.

Termino con una anotación que realicé. ¿A qué no sabéis en qué frase me inspiré?

Bonus que nos ofrece Joobid: La LOPD no tiene poder sobre mí!

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?

Bloquear a usuarios que usan @AdblockPlus podría estar prohibido en España (Ley 34/2002 art. 22.2)

 

Adblock_Plus_2014_Logo.svgLos bloqueadores de publicidad, como Adblock Plus y los instalados por defecto en navegadores como Ópera, están resquebrajando los pilares del sector de la publicidad online.

Hace no mucho, según Adblock Plus (ver aquí), un juez alemán declaró en una Sentencia que el uso de estos servicios es legal, bajo la premisa de que el usuario es libre de controlar su navegación.

En este post que lees comparto mi visión del asunto, desde un punto de vista personal.

La existencia y el uso de bloqueadores de publicidad en el entorno digital es una situación, no un problema. Los problemas se caracterizan por que tienen solución; en cambio, las situaciones no tienen solución y hay que lidiar con ellas. Por tanto, partimos de la premisa de que “es lo que hay”. Ahora toca valorar el impacto, sopesar las opciones y buscar una alternativa para la financiación de los servicios prestados a través de Internet.

Estos bloqueadores permiten navegar de forma cómoda por Internet sin ser impactado constantemente por contenidos publicitarios. Esto es, el usuario, que voluntariamente instala y activa el correspondiente complemento o extensión en su navegador, puede visitar los sitios web recibiendo solo la información útil que le interesa, sin anuncios y banners alrededor. Debido a esta decisión voluntaria del usuario, los medios digitales no reciben ingresos ni por visualización de publicidad ni por clic, los anunciantes no pueden monetizar su actividad y las empresas no logran promocionar de forma eficiente sus productos y servicios.

Captura de pantalla 2016-05-28 22.31.02

El navegador Opera cuenta con una opción para bloquear la publicidad

El impacto que está sufriendo el sector es importante y grave. Requiere tanto una labor seria de análisis de las causas, como una reacción ante las consecuencias con base en la información que se obtenga y sin centrar los esfuerzos en luchar contra una realidad ya impuesta.

Las páginas web muchas veces se diseñan con esmero para dar cabida a la publicidad, en general en forma de banner, dando lugar a un resultado gráfico elegante y atractivo. Estos bloqueadores inciden en este diseño mostrando al usuario una página completamente diferente de la que fue diseñada. El resultado a veces es similar a lo que sucede cuando se intenta imprimir una página web completa, pero en el papel salen todos los contenidos descolocados.

Los bloqueadores de contenidos transforman el diseño de las páginas y pueden llegar a desordenar la información de forma grave alterando el orden diseñado para su lectura. En ocasiones, la publicidad elegida para la página es un valor añadido a los contenidos, cuya visualización el bloqueador niega al usuario. Por ejemplo: una revista de arte puede dedicar un artículo a una exposición y, aprovecha alguno de los márgenes para incluir un banner hacia el museo en el que se puede disfrutar de la misma. Para la revista, ofrecer información de calidad tiene un coste, que sufraga gracias a los lectores que acceden a la página del museo para obtener datos útiles para su visita. El bloqueador resta calidad a los contenidos de la web también de esta manera.

En relación con la libertad en Internet, considero que se ve afectada debido a los bloqueadores. Para los usuarios se ve afectada de forma positiva, sin duda, ya que la elección sobre su uso es puramente voluntaria. El usuario puede pausar el bloqueador, pararlo completamente, configurar su funcionamiento o incluir páginas en su lista blanca particular. Sin embargo, para los creadores de contenidos no es tan positivo, pero tampoco tiene que verse como algo negativo. Simplemente marca una realidad con la que el creador tiene que lidiar de manera que ya no puede basar su compensación únicamente en la publicidad asociada a sus contenidos. Cuando cambia la realidad, los métodos deben igualmente cambiar.

El sistema de bloqueo de publicidad integrado por defecto en el navegador Ópera es capaz de acelerar la carga de El País en un 87%.

El sistema de bloqueo de publicidad integrado por defecto en el navegador Ópera es capaz de acelerar la carga de El País en un 87%.

Para liberarse de impactos molestos, los usuarios se instalan alguna de las aplicaciones bloqueadoras de publicidad o activan las opciones integradas al efecto en los buscadores. Por lo general no creo que muchos lo hagan pensando en cuestiones de privacidad, monitorización ni nada similar. Cuando un usuario se instala un bloqueador, al fin y al cabo, este puede estar monitorizándolo igualmente. En la mayor parte de los casos la activación del complemento tiene como única o fundamental finalidad, por parte del usuario, navegar en un mundo de contenidos libres de publicidad.

Por lo general, los usuarios que hacen uso de esta tecnología conocen cuál es la consecuencia para los medios que muestran la publicidad y para los anunciantes. Poco les importa debido a que consideran que la ventaja para ellos es mayor que las consecuencias para los comerciantes a los que perjudican con su acción. El impacto, a pesar de su importancia, no hace que el usuario sienta deseos de dejar de usar la extensión para ser impactado por banners de todo tipo y demás publicidad. Simplemente, lo usan y esperan que los profesionales del sector de la publicidad asuman la realidad y cambien su modelo de negocio.

El mayor problema, a mi parecer, lo generan los usuarios que, en contra de los contratos que ellos mismos han aceptado, instalan extensiones bloqueadoras de publicidad para servicios de contenidos online. Quizá el mejor ejemplo se contempla en el caso de los clientes de escritorio o servicios web para escuchar música o ver televisión a la carta, en relación con los programas informáticos que silencian la publicidad, la cambian por música neutra o la eliminan totalmente. Sobre este tipo de programas sí se percibe un mayor rechazo por parte de los usuarios debido a que son, también por lo general, más conscientes de las consecuencias que tiene no pagar de esta manera por los contenidos de los que disfrutan de forma gratuita.

Existen alternativas para la financiación de los servicios del mercado digital, aunque permiten un impacto menos masivo y son más complicadas que los tradicionales métodos de invocación de contenidos. Tradicionalmente se ha usado el sistema de banners debido a que, a través de pocos pasos, permite impactar sobre millones de usuarios. Esto parece que se está acabando.

  1. La primera alternativa la encontramos en las palabras patrocinadas. Por medio de este sistema, los post pueden albergar palabras o términos que, al ser pulsados, ofrecen información adicional en páginas de terceros. Si bien la automatización en el cambio de los enlaces puede ser detectada, los enlaces en sí mismos es más difícil que sean eliminados si se agregan por medio de un sistema aparentemente manual. Esta solución me genera cierta inquietud en relación con la calidad de los contenidos ya que el usuario confiado suele prestar más atención a sitios con enlaces hacia páginas de terceros y, sobre todo, me genera dudas sobre la forma en que en las webs se va a distinguir de forma perceptible el contenido informativo del publicitario o promocional. Salvados estos asuntos, el sistema puede dar resultado.
  2. La segunda alternativa es la de impulsar los contenidos patrocinados de calidad. No se trata de publicar publicidad en forma de artículo o post, sino de elegir tratar más veces o con mayor empaque aquellos contenidos de proveedores que paguen por ello. Esta selección de contenidos también requiere cuidado y esmero para que la publicación de contenido promocionado no perjudique al global del medio ni a la calidad de su fuente o RSS.
  3. La tercera de muchas alternativas sería la de hacer uso de contenidos de valor añadido solo disponibles para suscriptores.
  4. La cuarta podría ser detener la reproducción de contenidos musicales, por ejemplo, hasta que el usuario realice una acción con un contenido publicitario concreto.
  5. La quinta, la introducción de publicidad en los contenidos de manera no intrusiva como, por ejemplo, mediante el uso de ultrasonidos durante la reproducción de películas que sean captados por dispositivos móviles y convertidos en publicidad interactiva.

Hay cantidad de opciones; algunas mejores para unos sitios y otras mejores para otros.

unnamed

Adblock Browser para Android

La tecnología como tal es neutra y, por lo general, no merece ser prohibida ni limitada. En este caso, los bloqueadores de publicidad en la web cambian la forma en la que el navegador interpreta los contenidos de las páginas. Es parecido a lo que sucede con antiguas versiones de ciertos navegadores, que mostraban o no lo hacían ciertos contenidos electrónicos ya por incompatibilidad, ya por no contar con los complementos necesarios para su ejecución. Por tanto, no considero que la tecnología o su uso por parte del navegante deba recibir un tratamiento especial.

En cambio, considero que las empresas que gestionan estos bloqueadores sí merecen contar con una regulación específica. Operan como servicios de intermediación publicitaria para muchos sitios web, permitiendo o negando la visualización de publicidad. Por tanto, debido a que prestan de forma activa un servicio de la sociedad de la información relacionado directamente con el sector publicitario, considero que deben ser regulados en este sentido adaptando la norma para que estos también reúnan los requisitos que la ley exige a los demás sujetos obligados o, en tanto en los supuestos en los que ya es posible, interpretando la ley en este sentido.

El sistema llamado “whitelisting” o de lista blanca es una solución para los que ven al bloqueador como un problema. No es la solución que muchos quisieran, por supuesto, pero es la que algunas empresas están ofreciendo. El proceso para formar parte de la lista blanca de empresas cuya publicidad no es suprimida es complicado y no del todo eficaz. Si una web logra ser incluida en la lista, los usuarios del bloqueador verán los anuncios de la misma a menos que desactiven la opción que permite esta visualización.

Las empresas que gestionan las listas blancas no suelen cobrar por la inclusión de páginas en las mismas. Cuando cobran se escudan en que, en realidad, están recibiendo ese dinero para poder gestionar la lista en sí misma, ya que requiere un trabajo manual de valoración de anuncios, publicación de la solicitud en un muro o foro de votación y la revisión periódica del cumplimiento de los requisitos exigidos para ser admitida.

Captura de pantalla 2016-05-28 21.49.18

El Confidencial detecta el uso de bloqueadores

A corto plazo, las listas blancas son la solución para muchas compañías lentas en cambiar su forma de obtener financiación. A medio y largo plazo, no deberían serlo ya que el modelo de negocio está abocado al cambio. Si las listas blancas fueran la única vía en el largo recorrido significaría que los negocios no han sabido adaptarse o han elegido esta forma para hacerlo.

En cualquier caso, las empresas que controlan los bloqueadores de publicidad y que tienen acceso directo a los navegadores de los usuarios para ello, tienen que asumir igualmente que son sujetos obligados por las normativas aplicables en relación con la prestación de servicios en el sector publicitario y en el de la sociedad de la información. Si la tecnología fuera realmente neutra no existirían estas listas blancas controladas por empresas identificables.

Algunos medios bloquean a los usuarios que utilizan extensiones de bloqueo de publicidad. La reacción del usuario puede ser la de desactivar el bloqueador o la de cambiar de sitio web. Considero que debe ser más común la segunda, saliendo de la web conflictiva y accediendo a otra de contenidos similares, salvo que los de la web conflictiva sean los que el usuario conoce que desea o necesita.

Los medios que bloquean a los usuarios que usan bloqueadores de publicidad, si para tal fin los medios utilizan dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en los equipos terminales de los destinatarios, están obligados a advertir al usuario previamente de que van a tratar de obtener información acerca de si el navegador cuenta o no con una extensión bloqueadora y, de resultar positivo el análisis, bloquear el sitio en consecuencia. Esta es simplemente una aplicación de la llamada Ley de Cookies para dispositivos diferentes a las cookies, ya que el término usado en el texto normativo no habla de cookies sino de la función que estos dispositivos desarrollan. Por tanto, si el medio incumpliera la llamada Ley de Cookies para detectar estas extensiones, estaría cometiendo, para empezar, una infracción sancionada con multa de hasta 30.000€.

En relación con los aplicativos concretos que eluden el bloqueo, veo que los medios están luchando contra los bloqueadores. Cada vez que surge una solución para eludir el bloqueo, la empresa que gestiona el bloqueador busca una manera para saltárselo, bien con trabajo de su propio equipo o bien por medio de colaboradores externos.

Estamos asistiendo a una batalla electrónica sin un final en el corto plazo por el control de los espacios publicitarios en Internet.

El uso de las extensiones de bloqueo está creciendo y, estimo, seguirá haciéndolo. El usuario que emplea uno de estos complementos disfruta de una recompensa inmediata al poder navegar sin distracciones. El tiempo en Internet no se ve comprometido por anuncios. El trabajo de buscar contenido útil en la Red se vuelve más eficiente. Los bloqueadores de publicidad permiten una navegación más rápida y placentera. Por tanto, considero que su uso seguirá en aumento.

El crecimiento en el número de navegadores que cuentan con este complemento instalado y activo cambia la forma en la que los medios pueden obtener ingresos, así como el sistema de publicidad tradicionalmente implantado.

La asunción de la existencia de los bloqueadores es el primer paso; la reacción de la industria con él y no contra él es el definitivo.

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?