Facebook ya tiene una ficha sobre ti, aunque no seas usuario la red social

Twitter e Instagram nos analizan y controlan. Lo hemos analizado estudiando sus condiciones de uso y políticas de privacidad [aquí Twitter y aquí Instagram]. No sabemos dónde está el final de este tratamiento, pero sí conocemos el principio: por un lado, se lo autorizamos; por otro, obtienen nuestros datos de Internet y de lo que otros comparten.

facebook-logoLe ha llegado la hora a Facebook. Empezaré por lo más básico: Facebook tienen una ficha de tu abuelo, aunque tu abuelo no sea usuario de Facebook. Subes una foto en la que estás con tu abuelo; subes otra y Facebook une caras por medio del reconocimiento facial; en una publicación dijiste que tu abuelo se llama ‘Juan’ y ¡Zas! Abuelo + Juan + 2 x foto +… Cuando te creas una cuenta en Facebook, le autorizas para que extraiga información de todos los contenidos que publicas, para que los una, para que los reutilice…

Facebook

He analizado sus condiciones, su política de privacidad y su política de cookies y esto es lo que he encontrado:

  • Facebook trata igual los datos de niños de 13 a 17 años y de adultos de 18 o más años.
  • Autorizamos a Facebook para que recopile y analice:
    • Cada gesto que hacemos en su web. Desde la introducción de nuestro nombre y apellidos en el registro, hasta la frecuencia y duración de nuestras actividades.
    • La forma en que nos relacionamos con otras personas: con quién, cómo, cuándo, con qué frecuencia…
  • Facebook vincula a nuestra ficha la información que otras personas publican en la red social. En caso de que no exista tu ficha, Facebook igualmente la recopila y la prepara para ligarla a tu futura ficha. Facebook tiene información sobre ti, aunque no tengas cuenta en Facebook.
  • Autorizamos a Facebook para que analice y trate nuestra libreta contactos, con direcciones y datos personales de otras personas.
  • Cuando compramos a través de Facebook, autorizamos a la red social para que sepa: qué hemos comprado, a quién se lo hemos comprado, qué medio de pago hemos usado (¿bitcoins?), detalles de facturación, lugar de envío, datos de contacto y otras muchas informaciones.
  • Cada vez que accedemos desde un dispositivo, autorizamos a Facebook para que sepa estos datos: Sistema Operativo que usamos, hardware, configuración del dispositivo, nombres y tipos de software, nombres y tipos de archivos, ¡carga de la batería!, intensidad de la señal, identificadores de dispositivos, ubicaciones del dispositivo por geolocalización GPS, Bluetooth y wifi, información sobre la conexión (operador de telefonía usado, tipo de navegador, idioma configurado, zona horaria, número de teléfono, dirección IP…)
  • Al navegar por Internet, si accedes a una página que muestra el botón “Me gusta”, son enviados a Facebook: Tu dirección IP, tus datos de navegación… Esto sucede en las páginas y servicios: con un botón “Me gusta”; con el inicio de sesión con Facebook; que usan los servicios de medición y publicidad de Facebook; y otros. Facebook también recibe datos de ti de uno de sus socios cuando este y Facebook ofrecen servicios de forma conjunta; y de un anunciante acerca de tus experiencias o interacciones. Facebook te conoce aunque no hayas entrado nunca en la red social.
  • Estas son las empresas que envían datos datos personales de usuarios a Facebook:
  • Facebook comparte tus datos con: Los usuarios de la red social; servicios de terceros; empresas del grupo Facebook; servicios de analítica; prestadores de servicios; y socios de Facebook.
  • Facebook puede entregar todos tus datos a cualquier gobierno del mundo sin pedirte consentimiento, sin avisarte y sin que lo llegues a saber nunca (o llegándolo a saber en algún momento, infortunadamente).
  • A través de las cookies, Facebook sabe dónde estás, qué velocidad de Internet tienes, qué navegador usas, qué dispositivos estás utilizando para navegar, qué tipo de publicidad te atrae más y otra mucha información.

Sobre tu contenido, ¿crees que no cedes nada a Facebook? Concedes una licencia no exclusiva, transferible, con derechos de sublicencia, libre de regalías y aplicable en todo el mundo para utilizar cualquier contenido de PI que publiques en Facebook o en conexión con Facebook (“licencia de PI”). Esta licencia de PI finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta, salvo si el contenido se compartió con terceros y estos no lo eliminaron”.

En cuanto a la normativa aplicable, nos sometemos a la del Estado de California, EE.UU, además de tener que cumplir la normativa de España. Y, para resolver problemas con Facebook, nos sometemos al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito del Norte de California o en un tribunal estatal del condado de San Mateo.

Todo esto para las personas físicas. Si eres empresa, tendrás que tener cuidado, además, con el cumplimiento de la normativa de protección de datos y de cookies, principalmente. Recuerda: si eres una empresa española, eres responsable de elegir una tecnología que te permita cumplir la ley española.

Actualización 22/06/2015 (12:30h): Samuel Parra (de ePrivacidad) señala en un tweet que “si pones menos de 14 años a la hora de registrarte, no entras”, lo que Jorge Morell (autor de Términos y Condiciones), corrobora con otro tweet en el que aporta una nota de prensa de la AEPD titulada “Facebook adecua a la legislación española la edad mínima de sus usuariosFacebook adecua a la legislación española la edad mínima de sus usuarios“.

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?

Así entregas tu vida a Instagram. Punto por punto

Hace unas semanas escribí sobre cómo vendes tú vida a Twitter: ‘Twitter sabe qué harás mañana, aunque no lo publiques en Twitter‘. Hoy le toca a Instagram. ¿Sabías que le autorizas para que envíe y ceda tu información a “empresas”? Ahora piensa: ¿quién tiene tus datos? ¿Realmente te importa? Vamos a ello.

instagram_logoInstagram

He analizado sus condiciones y su política de privacidad y esto es lo que he encontrado:

  • Instagram trata igual los datos de niños de 13 a 17 años y de adultos de 18 o más.
  • Información que entregamos:
    • Básica: Nombre, contraseña, e-mail, nick, foto de perfil, móvil.
    • Contactos: Agenda de direcciones propia y la que alojamos en redes sociales.
    • Contenido. Esto incluye:
      • Tipo de contenido: comentarios, fotos, patrones de edición
      • Información visible: información añadida por el usuario, como las keywords, hastags, geotags y nombres de otros usuarios.
      • Información oculta: cuándo se tomó la fotografía, quién la tomó, con qué dispositivo, cuál era su configuración, dónde se tomó y otras muchas informaciones.
  • Autorizamos a Instagram para que ceda nuestros datos y contenidos a otras empresas sin indicar la finalidad de tal cesión: empresas del grupo, prestadores externos de servicios técnicos, prestadores externos de servicios publicitarios y a otros
  • Autorizamos a Instagram para que analice nuestra personalidad por medio de informes realizados por otras empresas, sin especificar cuáles, que elaboran informes analíticos sobre nosotros. Esto incluye también el análisis de otras páginas que visitamos, complementos instalados, etc.
  • Instagram nos rastrea y monitoriza con fines analíticos y publicitarios usando cookies y otros dispositivos. Este rastreo y monitorización lo realiza incluso sobre personas que jamás han entrado en el dominio de Instagram. Autorizamos a Instagram para que sepa:
    • Nuestra dirección IP
    • Tiempo conectado
    • URL o URI de entrada y de destino
    • Número de clics
    • Páginas vistas
    • Otras muchas informaciones
  • Instagram podrá enviar toda nuestra información desagregada a quien quiera.

Si alguna vez te has preguntado si Instagram podrá reutilizar gratis el contenido que subes a su red social, la respuesta es… sí. ¿Instagram podrá hacer “lo que quiera” con nuestros contenidos? Esto es lo que dice:

  • Instagram no reclama la propiedad sobre ningún contenido que publiques en o a través del servicio.
  • En su lugar, usted otorga a Instagram una licencia
    • no exclusiva
    • totalmente pagada
    • libre de regalías
    • transferible
    • sublicenciable
    • mundial
    • para utilizar dicho contenido.

En definitiva, Entregamos a Instagram el derecho oportuno para que pueda hacer con nuestro contenido prácticamente lo que quiera, sin comillas, dentro del ámbito de la cesión otorgada y teniendo en cuenta sus circunstancias.

Condiciones: “Instagram does not claim ownership of any Content that you post on or through the Service. Instead, you hereby grant to Instagram a non-exclusive, fully paid and royalty-free, transferable, sub-licensable, worldwide license to use the Content that you post on or through the Service”.

“Some of the Service is supported by advertising revenue and may display advertisements and promotions, and you hereby agree that Instagram may place such advertising and promotions on the Service or on, about, or in conjunction with your Content. The manner, mode and extent of such advertising and promotions are subject to change without specific notice to you”.

La autorización incluye las fotos, además de cualquier otro contenido que hayamos compartido. Además, se nos advierte de que Instagram podrán vincular nuestros contenidos con promociones y mensajes publicitarios.

Siéntete orgulloso cada vez que subas algo a Instagram. Le estarás regalado tu obra, tus datos, tu creatividad y una parte importante de tu vida. Por cierto, ¿me sigues?

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?

Twitter sabe qué harás mañana, aunque no lo publiques en Twitter

¿Aún crees que puedes que decidir? Twitter sabe qué harás y ya ha preparado un set de publicidad para ti.

He analizado varias redes sociales (Twitter, Instagram, Facebook, Snapchat…) para conocer qué dicen saber de nosotros y hacen con nuestros datos. En el caso de Facebook quedé impresionado cuando vi que tienen un perfil de cada persona que no tiene perfil en Facebook. Empezaré por Twitter. Si veo que el tema interesa, compartiré también lo que descubierto en Facebook y en las demás.

Twitter_logo_blueTwitter

He analizado sus condiciones y su política de privacidad y esto es lo que he encontrado:

  • Twitter trata igual los datos de niños de 13 a 17 años y de adultos de 18 o más años
  • Autorizamos a Twitter para que transfiera nuestros datos a cualquier país del mundo con el objetivo de que pueda analizarnos.
  • El Gobierno de EE.UU. podrá tener acceso a todos nuestros datos personales y al contenido que compartamos en Twitter. De hecho, existe un acuerdo entre Twitter y la Biblioteca del Congreso de EE.UU. por el cual todos los tweets son almacenados.
  • Información que entregamos :
    • Básica: Nick, contraseña, e-mail, móvil
    • Avanzada: biografía, ubicación, imagen de perfil
    • Adicional: agenda de contactos, información remitida directamente a Twitter
    • Por conexión con cuentas en otros servicios (ejemplo: Facebook): información de registro, información de perfil, otra información
    • Información publicada: mensajes twitteados, metadatos twitteados (geolocalización, datos EXIF, tipo de terminal usado, otros), listas creadas, personas a las que sigues, tweets marcados como favoritos, tweets retwitteados y “muchas otras informaciones”.
  • Twitter geolocaliza a cada usuario para mostrarle información sobre los locales que tiene en su entorno y para sugerirle gente cercana a la que seguir. Para ello:
    • Permitimos que analice:
      • Datos enviados desde el móvil.
      • Redes wifi detectadas alrededor.
      • Torres de telefonía de las operadoras móviles (ejemplo: celdas de Movistar)
      • Dirección IP
    • Puede analizar los tweets ajenos con:
      • Fotos con metadatos (que incluyen fecha de captura y geolocalización) en las que estamos etiquetados.
      • Tweets que digan “Estoy con @usuario en #lugar”
  • Twitter une nuestro perfil con el tipo de enlaces en los que pulsamos y el número de veces que hacemos clic en cada uno de ellos.
  • Por medio de las cookies, Twitter conoce:
    • Cuál es nuestro operador de telefonía con el que accedemos a Internet
    • Nuestra configuración de colores del dispositivo que usemos
    • La versión del navegador
    • Cuánto tiempo permanecemos en Twitter
    • Qué terminal usamos
    • Cómo hemos llegado a Twitter
    • Muchas otras informaciones
  • Cada vez que vemos un widgets de Twitter estamos informando a Twitter de:
    • Qué páginas de terceros visitamos
    • Muchas otras informaciones
  • Si compramos a través de Twitter, autorizamos a Twitter para que sepa:
    • Los datos del vendedor
    • Los datos de la transacción: la fecha, la hora y el monto de la transacción.
    • Nuestros datos de facturación
    • Nuestra dirección de envío
    • Los datos de nuestra tarjeta
    • Muchas otras informaciones
  • Autorizamos a Twitter para que analice nuestros perfiles para recibir publicidad más personalizada, entre otras cosas.
  • Agencias públicas de salud, universidades y otras instituciones analizan nuestras tendencias y comentarios.

Pensaba yo que era un rumor eso de que Twitter podía hacer lo que quisiera con lo que subiéramos a la red. Y, sin embargo, parece que no se trata de un rumor sino de algo bien cierto. Twitter podrá hacer lo que quiera con nuestros tweets, ahora o en el futuro y de forma gratuita. La autorización incluye a las imágenes y los vídeos que subimos.

Cláusula 5 Condiciones: “Usted concede a Twitter una licencia mundial, no-exclusiva y gratuita (así como el derecho de sub-licenciar) sobre el uso, la copia, la reproducción, el procesamiento, la adaptación, modificación, publicación, transmisión, exposición y distribución de tal Contenido a través de cualquier medio o método de distribución presente o futuro”.

Aceptamos no ser avisados en caso de que Twitter cambie las condiciones. Dicen, en la cláusula 12 de las condiciones, que “si la revisión, según nuestro único entender, es relevante, se lo notificaremos”.

Nos sometemos a la normativa del Estado de California, EE.UU., además de a la española. Nos sometemos a los tribunales de California, EE.UU.

Y eso es todo, amigos. Curiosamente, Twitter te conoce mejor que tú a ti mismo.

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?

El Gobierno español regala tus datos a Google. ¿Es legal? Pues no.

Este post surge de una llamada que recibí de un diario para que les diera tips sobre un artículo que han titulado: ‘Ni el Gobierno cumple con la ley: Justicia y Transparencia usan cookies sin permiso‘.

Algunos juristas sostienen que la Administración Pública no está obligada a cumplir la Ley 34/2002 que sanciona el SPAM y exige pedir permiso a los ciudadanos antes de monitorizararlos o permitir que otros los monitoricen con cookies. Defienden que la ley es solo para los que vinculan su presencia en Internet con una actividad económica u onerosa (que no es lo mismo), de manera que la Administración Pública puede hacer lo que le plazca.

Quería intentar demostrar que se equivocan pero voy a poner en cuarentena mi postura hasta que tenga argumentos más sólidos que sostener. En su lugar, voy a explicar cómo vi las cookies y cómo voy a plantear mi estudio del caso, que también puede ser interesante.

Partimos de esta base: El Ministerio de Justicia instala cookies analíticas de Google Analytics y Youtube sin avisar al usuario. Con ello, está enviando ilegalmente datos de usuarios (españoles y extranjeros) a EE.UU. cometiendo varias infracciones que afectan gravemente a los derechos de los ciudadanos y, en mi opinión, les niega el derecho a decidir sobre el destino de sus datos y el tratamiento que se hace con ellos.

Por puntos:
  • ¿Incumple la Ley de Cookies (artículo 22.2 de la LSSI)? En mi opinión, sí y estoy trabajando en una argumentación sólida para sostenerlo.
  • Incumple la normativa de protección de datos: Realiza una transferencia internacional de datos no autorizada considerada infracción grave (art. 44 LOPD)
  • Alguien de marketing del Ministerio de Justicia está haciendo mal su trabajo:
    • YouTube tiene una opción para evitar que Google instale cookies a través de tu página (ver aquí).
    • Para usar Google Analytics el Ministerio de Justicia ha tenido que aceptar un contrato con Google para que esta empresa de EE.UU. trate los datos personales de los que el Ministerio es responsable. Contrato que debe haber sido autorizado por el cauce oportuno, de lo cual no hay constancia.

Si quieres ver las cookies por ti mismo, puedes aprender cómo se hace una auditoría de cookies o puedes hacer lo siguiente:

Captura de pantalla 2015-04-21 12.18.23

1.- Instalo y activo el complemento gratuito Attact Cookie Audit Tool en Google Chrome. 2.- Abro una “nueva ventana de incógnito” en Google Chrome.

 

Captura de pantalla 2015-04-21 12.18.14

3.- Abro la página del Ministerio de Justicia. 4.- Detengo la grabación de datos que está haciendo Attact Cookie Audit Tool. 5.- Veo el informe generado (ver en pdf)

¿Qué debería haber hecho el Ministerio para detener, al menos, las cookies de YouTube?

Regalo un Dogecoin al primero que me diga qué canción suena de fondo (por Twitter: @Pablofb). Regalo 100 Dogecoins al que me lo diga el segundo. ¡Para participar, me tienes que poner tu dirección dogecoin o el QR con ella! Si me vas a decir que lo podía haber grabado directamente desde el PC, conténtate con que lo haya grabado en horizontal.

¿Por qué no lo han hecho de forma correcta? Me comentan desde el Ministerio: “nosotros no tenemos que cumplir la ley“.

Además, Transparencia mantiene el código de Google Analytics en las zonas privada, sobre lo que el compañero Samuel Parra ha publicado este tweet.

Para poder obtener la respuesta a la pregunta de si la Administración Pública debe cumplir con lo dispuesto en la Ley 34/2002 tendremos que analizar:

  1. Si los conceptos de prestador de servicios de la sociedad de la información de la (importante) exposición de motivos y el (fundamental) anexo de la Ley 34/2002 excluyen de por sí a la Administración Pública.
  2. Si la ley 34/2002 es una transposición defectuosa de la Directiva 2000/31/CE. Habrá que determinar, en particular, si el defecto en la ley afecta a los privados en el sentido de restarles un derecho que se concede o respalda a través de la norma europea, en cuyo caso la Directiva podría ser aplicada directamente, si ya concluyó el periodo de transposición, como es el caso.
  3. Si la Ley 34/2002 está vinculada y relacionada con la normativa de protección de datos, que obliga a la Administración Pública igual que al resto de sujetos definidos en el artículo 2 de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). En su caso, deberíamos determinar si existe una relación directa entre los sujetos obligados de una y de otra, prestando especial atención a lo referente al ejercicio de sus actividades, con las excepciones que ambas indican.
  4. Si la instalación de cookies a través de la web del Ministerio de Justicia, por la que se envían datos personales de ciudadanos españoles y extranjeros de forma ilegal a otros países, no debería ya de por sí ser motivo de bloqueo efectivo hasta haber obtenido el consentimiento informado de los interesados.
    1. En el caso de las cookies de YouTube, no hay ningún contrato firmado entre el Gobierno y Google así que los datos se van a usar en EEUU como a Google le plazca.
    2. Respecto a todas las cookies (Analytics y YouTube) es directa la aplicación no ya solo de la Ley 34/2002 si no de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

Son temas complejos que se entrelazan y que solo marcan algunos caminos de investigación. Contactaré con compañeros (David, Joaquín, Samuel…) para ver si va bien dirigida. El debate sigue abierto. Tan solo plasmo aquí lo que se me va pasando por la cabeza. Como todo lo que escribo en este blog, son reflexiones personales que pueden estar bien o mal encaminadas. Ruego que no se tome nada de esto como un posicionamiento personal.

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?

Conseguirás trabajo por tu experiencia, no por tu título

turning-pages-1209714-m

Imagen cedida por Mattox

¿La formación que recibo y la que doy tienen relación con mi empleo y el de mis estudiantes?

La captación de conocimiento y la formación son dos de mis principales aficiones. Imparto clases en varias universidades (en estas), y estudio en otras tantas materias de todo tipo (estas). Con lo que aprendo, escribo artículos, libros (estos) y artículos para el blog.

En esta ocasión, he analizado la investigación del CIS para conocer si existe una correcta adecuación de la formación al mercado de trabajo. 

Estudio cualitativo: Juventud, formación y empleo: adecuación de la formación al mercado de trabajo

Juventud, formación y empleo: adecuación de la formación al mercado de trabajo

Ficha de la investigación del CIS

Nº Estudio: E2971

Título: Juventud, formación y empleo: adecuación de la formación al mercado de trabajo

Fecha de realización: 20 noviembre 2012 a 7 febrero 2013

Autor: IMOP

Método: Entrevista en profundidad – Grupo de discusión

Acceso a través de internet: Nota de Investigación en la web del CIS

Introducción a la investigación del CIS

El informe analizado recoge reflexiones sobre la transición de los jóvenes titulados universitarios y de los ciclos superiores de Formación Profesional sobre sus correspondientes transiciones al mercado de trabajo y los distintos desajustes que se producen en el proceso.

Con el objetivo de adquirir los datos necesarios, se realizaron:

  • 8 reuniones de grupo en: Ávila (1), Barcelona (2), Ciudad Real (1), Córdoba (1) y Madrid (3), con una duración media de 1 hora y 55 minutos, entre el 22 y el 30 de noviembre de 2012.
  • 9 entrevistas personales con una duración media de 1 hora, aunque estaban programadas 8, entre el 20 de noviembre y el 7 de febrero de 2013.

El denominador común de los entrevistados, además de otros aspectos reseñados en el informe, es doble:

  • La persona entrevistada debe haber obtenido su titulación académica en España.
  • La persona entrevistada debe contar con experiencia laboral en el extranjero.

Los principales focos de atención y valoración del estudio son:

  • El contexto social e histórico en el que se desarrolla el proceso de adecuación al mercado de trabajo de los jóvenes.
  • El proceso formativo.
  • La experiencia de ingreso en el mercado de trabajo.
  • La cuestión de género como variable condicionante.
  • Las demandas que los jóvenes plantean a la Administración.

El informe aborda estas cuestiones desde un enfoque analítico e interpretativo, aportando datos estadísticos y teóricos.

Recensión sobre el estudio del CIS

ventana universitaria

Las universidades a veces solo otorgan un sello. Imagen cedida por Farrerslaw

1.- Elegir un grado universitario no asegura lograr el empleo deseado

España arrastra un problema de sobrecualificación desde finales del siglo XX[1] y que continua, no ya solo existiendo, sino aumentando[2].

Los sujetos entrevistados eligieron, en su mayoría, la formación que deseaban con la expectativa de que la ‘obtención’ de conocimiento esta tuviera en relación directa con el empleo al que aspiraban. A pesar de la inminente crisis, que iba a afectar a todos los estratos de la sociedad, el escenario en el que estos jóvenes tomaron su decisión formativa propiciaba sensaciones de seguridad.

Los entrevistados tomaron la decisión esperable. La generalidad del público escolar toma sus decisiones en materia de educación pensando en la relación entre esta y el empleo (Fernández Enguita, 2014, pág. 26). El resultado, en cambio, no fue el que esperaban: La fase deprimida del ciclo económico genera excedentes de efectivos[3] y un aumento de la oferta de postulantes; luego, un menor número de vacantes y una mayor competitividad, en ocasiones incluso agresiva, para la consecución de un puesto de trabajo. El paro aflora como una consecuencia extraña del credencialismo de la generalidad.

La opción formativa, tradicionalmente de resultados, se convierte en una convención de medios sin destino asegurado. La unión del aparente éxito formativo con el fracaso en el plano laboral crea desesperación y, derivad de ella, decepción. Cuando un individuo toma una decisión de tamaña importancia con una expectativa cierta y de profunda relevancia para su vida profesional, espera una relación directa entre la toma de la decisión y el resultado. El informe nos muestra una serie de experiencias en las que se produce el ‘Efecto Second Life’, caracterizado por la creación de expectativas inciertas, seguido de la caída a la realidad y la sensación de pérdida de valor y fiasco.

Los costes de la experiencia y de la certificación aumentan durante el progreso de la fase deprimida. Sin que crezcan las oportunidades de práctica, crece el número de becas no remuneradas. Con el coste de la obtención de la oportuna certificación surgen dos movimientos simultáneos: la creación de nuevas instituciones formativas y el desarrollo de Moocs para la autoformación. Surgen recursos, lo cual no es sinónimo de surgimiento de garantías.

A las universidades se les plantea el reto de aunar educación con la dotación de valores fundamentales: responsabilidad, disposición y capacidad de aprendizaje, dedicación, esfuerzo, creatividad, flexibilidad y, el más importante de todos, inquietud. La clave del cambio en la universidad no se encuentra tanto en ella, como en la sociedad en torno a ella (Fernández Enguita, 2014, pág. 14). El cambio de paradigma exige un nuevo estilo formativo, centrado en el alumno y acorde con el tiempo, las circunstancias, el avance de la técnica y el estado económico.

La dedicación, el esfuerzo y la creatividad, ligados con la motivación, son elementos característicos del denominado intraemprendedor[4]. De manera parecida a como este se desarrolla en (y desarrolla) un empresa, existen los emprendedores, definidos como los nuevos adalides de la creación de empresas. Con ellos, en la época de la denominada crisis, surgen los ni-ni (“la generación perdida” (Fundación Telefónica, 2012)) y los millennials (“la generación héroe” (Howe & Strauss, 2009, pág. 326)).

Los millennials tienen hoy entre 25 y 30 años. Son aquellos que se han hecho mayores con el nuevo milenio, son nativos digitales, se sienten ciudadanos del mundo y están muy preparados; adoran las matemáticas (Ortega, 2014, pág. 29).  Según ORTEGA, doctor en economía, estos jóvenes constituirán el 75% de la fuerza laboral mundial y, por ello, están siendo objeto de estudio. Al igual que los sujetos entrevistados para la investigación del CIS, los millennials terminaron sus estudios superiores entre la fase de crecimiento de la década de los 2000 y los primeros años de crisis (2008-2009. Podrían ser millennials, aunque la posibilidad es remota.

El millennial, el intraemprendedor y el emprendedor tienen en común la motivación, la emoción, la disciplina, un cierto grado de caos, la creencia en los retos, una capacidad creativa en continuo desarrollo y una indomable actitud hacker. Los jóvenes que protegen y comparten estos valores no caen en el error de buscar “un trabajo de lo que sea”, como sí apuntan algunos de los entrevistados. Eligen el puesto y lo consiguen o lo crean.

La búsqueda de trabajo viene condicionada por dos factores fundamentales:

  1. lo que se haya estudiado
  2. lo que se desee ejercer

Por lo general, el postulante acepta cualquier tipo de trabajo que tenga relación con lo que se haya estudiado en un ancho espectro; las expectativas se dejan en un tercer puesto, justo detrás del primero y del dinero, que sería el segundo. Es decir, por lo general los estudiantes deciden cuál será su puesto de trabajo teniendo en cuenta, por este orden, las siguientes variables:

  1. Estudios (en un ancho espectro)
  2. Dinero
  3. Expectativas
Trabajos de laboratorio

Investiga cómo mejorar tu empleo. Imagen cedida por Ninci

2.- Te elegirán por la experiencia, no por tu título

Vivimos en una sociedad contagiada por el credencialismo, siguiendo los pasos que dio la sociedad estadounidense[5], con personas altamente preparadas y créditos que lo reconocen. El exceso de credencialismo trae como consecuencia la expresión ‘sin título no eres nadie’, que no he visto recogida en libros pero sí expresada en foros, blogs y microblogs dando por sentada la realidad.

El credencialismo genera una necesidad de conseguir títulos. Esta, hace que surjan nuevas universidades y más titulaciones, grados, posgrados, programas superiores, expertos… A mayor demanda, mayor oferta. Se abre el espectro de precios en relación con la calidad de la formación impartida o con el título de la escuela. Aquellas personas que pueden permitirse un título costoso logran marcar su currículo con el sello de una entidad prestigiosa o, al menos, dirigida a un público de nivel socio-económico medio-alto[6]. En consecuencia, habrán podido codearse con contactos y referentes en el mundo empresarial, lo que les abrirá puertas en el futuro. Estas escuelas de prestigio suelen fundar sus bases de docencia en experiencias prácticas y análisis de casos, virtudes que también se valoran en procesos de selección. Los jóvenes que no pueden permitirse el coste de instituciones de prestigio tiene que optar por una de estas tres opciones: elegir una institución económica con prestigio; optar por una económica que, sin más, le dé el título; o autoformarse con los recursos compartidos en la Red.

El factor determinante es la adquisición de práctica para el futuro empleo. Aquel estudiante que se forma con la intención de obtener un título, se convierte en uno más en el mercado; el que lo hace para aprender o se autoforma y, al tiempo, practica y adquiere formación adicional tangencial, se convierte en referente y obtiene el resultado.

En el mercado formativo y laboral actual, a mayor cualificación, mayor demanda de experiencia. Con práctica, aumentan las oportunidades de obtener empleo. Sin embargo, sin ella, el periodo formativo es considerado como una pérdida de tiempo[7]. La situación no es tan agorera: las personas que han dedicado tiempo a formarse en una institución, han acumulado conocimiento, que les servirá para empezar más tarde, aunque mejor cualificados, para realizar el mismo trabajo que otros, menos cualificados pero más jóvenes, hicieron antes. Llegarán al mismo lugar, pero más tarde y más preparados. Para que la cualificación y la experiencia se pongan en relación es necesario trabajar aspectos de formación general y de formación específica, así como ser consciente con el entorno y consecuente con él. En cualquier caso, vemos que las instituciones educativas y las áreas de formación dentro de las empresas han pasado a formar parte de nuestra vida[8].

Las universidades se plantean en España como un lugar en el que adquirir conocimientos teóricos. La práctica se adquiere practicando. Por tanto, las empresas, a la hora de seleccionar, preferirán profesionales que cuenten con conocimientos de campo. Se valora el currículo, pero menos que la experiencia laboral.

Vasos de laboratorio

Inventa tu empleo y gana dinero con ello. Imagen cedida por 123dan321

3.- En la Sociedad de la Innovación gana el que inventa

El conocimiento teórico ha muerto; la innovación controlada ha tomado su lugar.

En el encuentro ‘Foro de Foros’ del 18 de febrero de 2015[9], en el que estuve presente, José Manuel González de Rueda, CEO de Zeus Eye, expresó en su ponencia que “la Sociedad del Conocimiento ha muerto; ahora vivimos en la Sociedad de la Creatividad”. Considero en parte cierta su afirmación por lo que vengo expresando en esta recensión; aunque, en realidad, no creo que haya muerto sino que ha evolucionado.

No es momento de valorar el conocimiento pasado adquirido en un momento dado, ni el recibido por medio de las redes. Ahora es momento de crear, innovar y descubrir al mundo una realidad distinta, con base en la anterior, pero nueva y creativa. Los empleos de nuestros hijos no existen; los estamos inventando. Incluso asistimos al nacimiento de determinados softwares de inteligencia artificial que generan conocimiento sin partir del anterior. Estamos entrando en una nueva era del conocimiento.

En un mundo globalizado, el primero que llega se lo queda[10]. Se exige la investigación, el desarrollo y la innovación perpetua. Las novedades son constantes. Es posible que ayer se inventase en otro país lo que una persona inventará mañana e igual con los cambios sociales[11]. Estamos en un periodo de la historia en el que el cambio intrageneracional (Fernández Enguita, 2014, pág. 15), perceptible dentro de una misma generación, abruma a aquellos que piensan que el conocimiento se adquiere de una vez y para siempre. Se impone el GTD (Allen, 2011). La sociedad exige inquietud, en el sentido de gente inquieta, con ganas de experimentar y ávida ‘de hacer’.

Jacks

La igualdad se termina cuando uno destaca. Image by Christian Ferrari

4.- El enchufismo deja de ser la vía de contratación

Los líderes contemporáneos hablan de culturas y redes, de influencias (Bauman, 2008, pág. 34). En las entrevistas, en cambio, se habla de “enchufismo”. Conozco casos en los cercanos de nepotismo, por razón de preferencias familiares y con un toque característico hispano. A los españoles se nos conoce como el pueblo de la familia, las amistades y los tratos cercanos. Sin embargo, no quiere decir esto que sea la tónica o tendencia general, sino un mero hecho de trato de favor hacia aquellos cuya capacidad y confianza se conocen. Lo más frecuente, desde mi experiencia como empresario, es que la empresa jamás acepte una contratación por medio de un trato de favor, salvo que su actividad económica requiera CFSGs, en las cuales el trato de favor es habitual.

Para evitar enchufismos y nepotismos, lo conveniente es crear un currículo tradicional adecuado. No obstante, de la investigación del CIS se obtiene la conclusión de que este es cada vez menos valorado por las empresas, si solo muestra credenciales. Debe ser acompañado de prácticas, tanto en trabajos previos certificables documentalmente como con una presencia en la red altamente cualificada.

En el currículo, los títulos han pasado de ser diferenciales a ser un mero valor de base. Hoy el conocimiento es una mercancía, cuyo sino es perder valor en el mercado velozmente (Bauman, 2008, pág. 30). La práctica es lo que hace diferente a un candidato, lo que lleva a un postulante a obtener el puesto deseado.

Señal de exito y fracaso

Tú marcas tu destino. Imagen cedida por cobrasoft

5.- La entrevista de trabajo se supera mostrando iniciativa

En las entrevistas de trabajo se requiere del interesado que demuestre una serie de actitudes que se necesitarán en el día a día del trabajo: responsabilidad, capacidad de liderazgo, capacidad de aprendizaje y, nuevamente la más importante, iniciativa[12]. Uno de los sujetos entrevistados para la investigación del CIS señaló que, en la entrevista de trabajo, “cuando te estén preguntando sobre unos contenidos” debes demostrar “que los conoces y lo hagas con seguridad”. La confianza que se debe transmitir es plena tanto en la entrevista de trabajo como en los pasos previos de envío del currículo[13] y contactos preliminares.

mobile-phone-1104507-m

Trabaja tu perfil digital. Imagen cedida por qoomomyuko

6.- Si quieres mantener tu trabajo, mantén un buen CV digital

Los procesos de selección se basan en el análisis de los candidatos hasta el punto de verificar su identidad a través de Internet. Este paso se realiza buscando los datos personales del candidato en un buscador de Internet utilizando una ventana de navegación privada nueva libre de complementos. La información, que aparece en la lista de resultados, sobre la persona física recibe el nombre de CV digital.

El CV digital es el conjunto de resultados que muestra un buscador sobre la identidad de una persona. El CV digital coincide con la vertiente digital de la identidad de la persona física cuyo perfil se desea analizar. La lista de resultados puede ser hábilmente manipulada por el candidato por medio de estrategias SEO, de posicionamiento natural en buscadores, y SEM, de posicionamiento de pago en buscadores. En ambos casos, se pueden emplear, como páginas de aterrizaje, blogs, perfiles en redes sociales y cuentas de microblogging. La estrategia más usada por la generalidad es el posicionamiento natural de hojas de vida compartidas a través de redes sociales profesionales. En definitiva, el candidato puede mostrar a otras personas a través del CV digital lo que él quiere que se sepa sobre su persona, aderezado con lo que otros dicen que es. El candidato que personaliza su hoja de resultados en los buscadores muestra un valor cada vez más buscado: actitud, como resultado de la unión de las virtudes de innovación, inventiva y creatividad.

pencils-texture-1280184-m

Diseña tu conocimiento. Imagen cedida por Pepo

7.- Quienes aprenden un poco de todo mejoran su empleo

La relación entre formación y empleo está en relación directa con el conocimiento transversal y multidisciplinar. Los idiomas son citados en el informe del CIS en varias ocasiones como elemento de interés para la reciprocidad entre la práctica de ambos sustantivos. Se pone de manifiesto que las ramas técnicas no requieren, por lo general, una especial maestría en el dominio de varios idiomas, a diferencia de lo que sucede con las ciencias sociales, para las que sí es esencial. Los idiomas, en particular el inglés, son una de las materias a las que se debe prestar más atención en el sector educativo, por su relevancia en el laboral.

Las estrategias que pueden seguir las empresas para afianzar el conocimiento de idiomas entre sus trabajadores pueden ser, entre otras, las siguientes:

  • aceptación de casos en otras lenguas, a pesar de que el conocimiento idiomático de los empleados sea escaso
  • traducción de sus sitios corporativos para atraer clientela extranjera
  • movilidad laboral entre departamentos para propiciar la diversidad lingüística
  • gamificar los procesos de aprendizaje.
mary-martha-and-jesus-1354812-m

Nuevos tiempos. Imagen cedida por Kslyesmith

8.- Así están cambiando las universidades para adaptarse

En el plano de la ética del trabajo, el informe destaca que en las universidades parece que los alumnos no afianzan bien sus conceptos, empapándose más, en cambio, de los fundamentos de cada disciplina. Aunque la principal función de la escuela no ha sido nunca enseñar, sino educar (Fernández Enguita, 2014, pág. 69), del informe se extrae la indicación contraria: los alumnos recogen bien la información pero fallan en la labor de ser educados. En este aspecto, las universidades deben focalizar sus esfuerzos en la labor educativa y llevar a cabo una reestructuración, desde el propio docente, de los modelos educativos, lo que requiere una participación eminentemente activa de este último.

Los fundamentos antedichos de las disciplinas aprendidos en la universidad, deben conjugarse con las capacidades de adaptación y aprendizaje para permitir al interesado optar al trabajo que desea. Estas capacidades, en un mundo pre-Skynet en proceso de informatizarse, en el que la creciente capacidad de procesar la información por medios no humanos permite sustituir a las personas (Fernández Enguita, 2014, pág. 41), se convierten en valores diferenciales. Los millennials, también antes citados, pasan a ser los jóvenes mejor valorados para el sector de las ciencias sociales. Las personas que son capaces de reinventar empleos son los investigadores del presente y los dueños del mañana[14].

Se puede conseguir un empleo relacionado con la formación realizada, pero entendida esta como un amplio espectro de oportunidades vinculadas. Hoy en día pocos pueden optar al trabajo soñado y por el que iniciaron unos estudios determinados. La tendencia es la de afirmar con rotundidad que un mal puesto es mejor que no tener puesto.

El problema en la rama jurídica es que las universidades dotan a los alumnos de una alta gama de recursos teóricos intangibles, sin llevarlos a la práctica en las aulas. Mis experiencias como alumno y luego como profesor universitario me indican que se prefiere la teoría porque la práctica da trabajo. Elaborar un caso práctico, exponerlo ante los alumnos, corregir sus valoraciones… son trabajos tediosos y agonizantes en una sociedad, la española, acostumbrada a ‘pasar’ por la universidad.

En relación con la actitud de la administración con la educación, los jóvenes entrevistados destacan los un número considerable de rasgos, de entre los que destaco el de explorar iniciativas en las políticas sociales de juventud como apoyo a las transiciones a la vida adulta. Una propuesta adicional podría ser la de creación de un calendario público modular de cursos gratuitos y de pago impartidos por la administración y terceros, con posibilidad de selección entre un amplio abanico de opciones para cribar la información. Actualmente tienen lugar una cantidad considerable de cursos gratuitos al día promovidos por la administración, pero casi nadie los conoce debido a una deficiente proyección pública. Otra actividad que requiere de mayor promoción es la de mostrar los espacios públicos gratuitos para dar formación, necesitados por empresas que quieren y desconocen dónde pueden.

Se refiere el informe también a la demanda de explorar las posibilidades en la regulación de los periodos y proyectos de formación externa a la empresa, por ejemplo en la reducción de jornada para realizar máster. Estos periodos también los considero oportunos y necesarios, bajo la tutela y la guía de una serie de principios inalterables de rendimiento empresarial.

La alterglobalización[15] y la cuestión social globalizada hacen necesarias una nueva concepción de las políticas educativas del Estado y las empresas.

Los valores que se asimilan más fácilmente en relación con la ética de trabajo y las competencias actitudinales son: para los alumnos CFSG, los más tangibles (horarios, respeto a la autoridad, cumplimiento del deber, trabajo bien hecho); para los universitarios, los más intangibles (innovación, análisis liderazgo). En el caso de los universitarios, se señala que la causa probable de ello sea la modelación de trabajo en los ambientes universitarios, por medio de debates, análisis de ideas y trabajos en equipo. Estas actitudes tienen relación con las que apunta FERNÁNDEZ ENGUITA cuando dice que la actitud que se espera de un operario es la sumisión; la que se espera de un profesional es la fiabilidad; y la que se requiere de un científico es la crítica y la creatividad (Fernández Enguita, 2014, pág. 42).

El currículo del español fuera de España es valorado cuando a la experiencia de vivir y haber trabajado en el extranjero se le suman los idiomas y la experiencia laboral.

Por último, debemos hacer una reflexión final en relación al asunto del género en las trayectorias y en la adecuación entre formación y empleo. A través de las entrevistas se señala que el variable sexo aún tiene una incidencia importante tanto en la selección de la educación como en la del trabajo. No debemos olvidar que el cambio más importante de los últimos tiempos ha sido la salida de la mujer al mercado de trabajo, señalado por FERNÁNDEZ ENGUITA[16], PRIETO[17] y otros grandes autores. La Constitución española, en su artículo noveno, no deja lugar a dudas cuando obliga a los poderes públicos a promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

Le necesidad de cambio llevan a SINGLY[18] a demandar que la conciliación sea sustituida por políticas orientadas a transformar la manera masculina de ver y estar en el mundo. Una de estas políticas, con la que no estoy de acuerdo, es la seguida por el propio CIS en su informe rechazando el valor del plural mayestático en las formas masculinas y añadiendo una reiteración insensata cada vez que menciona la palabra entrevistados, añadiendo, acto seguido el plural femenino. Las políticas de discriminación femenina deben ser racionales y no basadas en la estulticia, puesto que el efecto conseguido no es otro que el opuesto.

Terminaré citando unas palabras de CASTAÑO COLLADO y MORENO ROMERO en relación con la batalla para combatir la figura del breadwinner: “Para la racionalización de los tiempos de trabajo hace falta un nuevo pacto social entre hombres y mujeres: compartir las responsabilidades familiares, compartir el empleo y compartir el poder” (Castaño Collado & Moreno Romero, 2008, pág. 163).

[1] “Los estudios conocidos de varios países señalan que el nivel de sobrecualificación se situaba entre el 25 y el 30%” (Ministerio de Educación, 2001, pág. 188)

[2] Profesionales de la medicina se hacen eco de “la existencia de altas proporciones de situaciones marcadas por la sobrecualificación laboral”  (Fernando, 2011).

[3] El trabajo ha dejado de gestionarse en el horizonte del pleno empleo. Ahora, la gestión de la mercancía de trabajo se realiza en un contexto de excedente de efectivo (Alonso, 2007, pág. 191)

[4] En la bibliografía de la iniciativa empresarial suele llamarse intraemprendedor al directivo que crea nuevas empresas desde su responsabilidad dentro de una empresa (Nueno Iniesta, 2011, pág. 36)

[5] Los Estados Unidos constituyen la sociedad más credencializada del mundo (Collins, 1989, pág. 105)

[6] La propia dinámica del mercado de trabajo contribuye a la inflación de los diplomas, al credencialismo. Cuanto más se desvaloricen los títulos en términos absolutos, se necesitarán de mayor nivel para acceder a los mismos puestos de trabajo (Fernández Enguita, 2014, pág. 33).

[7] El descubrimiento de benjamín Franklin de que «el tiempo es dinero» era un elogio del tiempo: el tiempo es un valor, el tiempo es importante, es algo que debemos atesorar y cuidar, como hacemos con nuestro capital y nuestras inversiones (Bauman, 2008, pág. 23)

[8] Este aspecto tiene relación con el efecto homólogo en las escuelas que han pasado de ocupar apenas un discreto lugar a absorber prácticamente la niñez, la adolescencia y buena parte de la juventud (Fernández Enguita, 2014, pág. 67)

[9] http://www.forodeforos.org/debates/22/seminario-permanente-2020:-millennials:-la-nueva-generaci%C3%B3n-de-emprendedores-

[10] http://cprogramscollege.blogspot.in/2013/03/fcfs-first-come-first-serve.html

[11] Los cambios sociales no solo no llegan en un día, sino que lo hacen antes en unos países que en otros (Fernández Enguita, 2014, pág. 23)

[12] Algunas empresas, como Abanlex, ponen a prueba a los candidatos, antes siquiera de que sus currículums sean valorados para participar en el proceso de selección, con una oferta de trabajo para abogados escondida tras un código binario. http://www.abanlex.com/formacion/

[13] En este artículo publiqué indicaciones sobre cómo presentar un currículo para ejercer como abogado, así como un modelo, que elaboré, del mismo http://www.pabloburgueno.com/2010/05/modelo-de-cv-para-abogados/

[14] Crece la demanda de conocimientos científicos y profesionales de alto nivel. En contrapartida, se destruyen masivamente empleos operativos y empleos semiprofesionales (Fernández Enguita, 2014, pág. 41).

[15] La alterglobalización está suponiendo la articulación de los nuevos modelos de trabajador disperso y difuso con las nuevas reivindicaciones de sujetos frágiles no liberales, que se consideran directamente aplastados por las estrategias económicas del mercado global. (Alonso, 2007, pág. 246)

[16] El cambio más importante sin duda de los últimos tiempos ha sido la salida de la mujer al mercado de trabajo (Fernández Enguita, 2014, pág. 63).

[17] Según la EM se ha producido en la sociedad española “uno de los cambios más profundos de este siglo”, el de “la incorporación de la mujer al trabajo” y ese cambio plantea un verdadero reto para su aplicación práctica (Prieto, 2007, pág. 42)

[18] Citado por PRIETO (Prieto, 2007, pág. 272)

Bibliografía

Allen, D. (2011). Getting Things Done: How to achieve stress-free productivity. Londres: Hachette UK.

Alonso, L. E. (2007). La crisis de la ciudadanía laboral. Barcelona: Anthropos Editorial.

Bauman, Z. (2008). Los retos de la educación en la modernidad líquida. Barcelona: Editorial Gedisa.

Castaño Collado, C., & Moreno Romero, A. (2008). Las mujeres en la Sociedad de la Información. La Gobernanza de Internet, 160-165.

Collins, R. (1989). La sociedad credencialista. Madrid: Ediciones AKAL.

Fernández Enguita, M. (2014). Educar en tiempos inciertos. Madrid: Ediciones Morata.

Fernando, G. H. (2011). Tratado de medicina del trabajo + StudentConsult en español. Madrid: Elsevier España.

Fundación Telefónica. (2012). Jóvenes, culturas urbanas y redes digitales. Madrid: Fundación Telefónica.

Howe, N., & Strauss, W. (2009). Millennials Rising: The Next Great Generation. Knopf Doubleday Publishing Group.

Ministerio de Educación. (2001). Entorno al trabajo universitario: reflexiones y datos. Madrid: Ministerio de Educación.

Nueno Iniesta, P. (2011). Emprendiendo hacia el 2020: Una renovada perspectiva global del arte de crear empresas y sus artistas. Madrid: Grupo Planeta Spain.

Ortega, I. (2014). Millenials. Inventa tu empleo. Madrid: Universidad Internacional de La Rioja.

Prieto, C. (2007). Trabajo, género y tiempo social. Madrid: Editorial Complutense.

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?